Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 17 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en Mercado Continuo Miércoles, 26 de octubre de 2016 10:00

Abengoa logra un apoyo holgado a su plan de reestructuración

Link Securities | El plan de reestructuración financiera diseñado por Abengoa y los principales acreedores ha sumado adhesiones de bonistas y entidades bancarias tenedoras de más del 75% de la deuda. Así, la empresa podrá evitar el que habría sido el mayor concurso de acreedores hasta la fecha en España. Centerbridge y Oaktree serán los mayores financiadores de la firma andaluza.

 

La sociedad estima que, con las adhesiones al acuerdo de reestructuración presentadas por sus acreedores financieros hasta ahora, ya ha recibido un apoyo que supera holgadamente el 75% de los acreedores a los que se dirigía.

 

En consecuencia, una vez confirmado este dato, se cumplirían las mayorías requeridas por ley para la presentación en el juzgado de la solicitud de homologación judicial, que se efectuará en los próximos días. Este resultado está sujeto a confirmación por parte de los auditores de ABG, de conformidad con lo exigido legalmente.

 

De este modo, el grupo energético y tecnológico logra el requisito necesario para salir de la situación de preconcurso de acreedores en la que se encuentra actualmente, así como la luz verde para aplicar el plan de reestructuración, lo que se materializará en la Junta General Extraordinaria de Accionistas del próximo 22 de noviembre.

 

Abengoa debe presentar antes del próximo viernes el plan de reestructuración, junto a los apoyos reunidos, al juzgado mercantil número 2 de Sevilla, para que le dé su visto bueno. Ese día concluyen los meses de prórroga que la empresa solicitó al juzgado en marzo.

 

El grupo andaluz, que tuvo que recurrir al preconcurso de acreedores por su elevado endeudamiento –situado en aquel momento en más de 9.000 millones de deuda financiera y casi 5.000 millones en pagos pendientes a proveedores–, logró cerrar en agosto un acuerdo de reestructuración de la deuda con sus principales acreedores que prevé la inyección de 1.170 millones de euros.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.