Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 27 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 03 de octubre de 2019 08:45

Se abre un nuevo frente en el ámbito comercial: la UE responderá a los aranceles de EEUU por el caso Airbus

J. J. Fdez- Figares (LinK Securities) | La conjunción ayer de una serie de factores negativos, que ahora analizaremos, provocó fuertes descensos en las bolsas europeas y estadounidenses, descensos de los que no se salvó ningún sector cotizado, aunque los más castigados fueron los más ligados al ciclo económico y, por tanto, al crecimiento de las economías, mientras que los de corte defensivo como las utilidades, las telecomunicaciones o las inmobiliarias patrimonialistas, a pesar de sufrir también fuertes caídas, más pronunciadas en Europa que en Wall Street, tuvieron un mejor comportamiento que los anteriores en términos relativos.

 

 

Así, y desde el principio de la sesión, la constatación de que el sector de las manufacturas estadounidense estaba en contracción, algo que vino a confirmar el martes la publicación del ISM manufacturas de septiembre, el cual se situó a su nivel más bajo en 10 años, pesó mucho en el ánimo de los inversores. En este sentido, reiterar que en las economías desarrolladas el peso en el PIB del sector manufacturero es muy reducido, suponiendo éste sólo el 12% del estadounidense -en términos de empleo su peso en esta economía es de alrededor del 8,5%-. No obstante, los inversores optaron por ver el “vaso medio vacío” y volvieron a actuar como si una recesión mundial fuera inminente. Entendemos que el clima político a ambos lados del Atlántico no ayuda en absoluto a fortalecer la confianza de los inversores.

 

Pero, además, ayer entró en juego uno de los factores de riesgo del que venimos advirtiendo desde hace tiempo y que los inversores venían, de alguna manera, obviando. Así, y en el marco de la conferencia anual del partido Conservador británico, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dio a conocer su nueva propuesta/plan para el brexit, propuesta que incluye una especie de doble frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Este nuevo plan, que deberá ser refrendado por el Parlamento británico, algo que no parece que vaya a ocurrir, fue calificado por Johnson como la única alternativa a un brexit sin acuerdo. En la Unión Europea (UE) el plan se ha recibido con respeto, pero con bastante escepticismo, mientras que el Gobierno irlandés lo rechaza, aunque propone continuar negociando. La actitud de Johnson no ayuda, no obstante, a que se pueda llegar a un acuerdo diferente, por lo que ahora será el Parlamento británico el que deberá “mover ficha”, lo que puede terminar provocando una profunda crisis constitucional en el país. Así lo entendieron los inversores, lo que provocó ayer que, en una jornada en la que los principales índices europeos fueron duramente castigados, el FTSE 100 fuera el que peor se comportó de todos ellos.

 

Por último, y para terminar de “embarrar el terreno de juego”, la Organización Mundial de Comerio (OMC) publicó ayer su veredicto a favor de EEUU en su disputa con la Unión Europea (UE) a la que acusaba de haber subvencionado ilegalmente a la multinacional del sector aeronáutico AIRBUS (AIR). En su fallo la OMC autorizó a EEUU a imponer tarifas a las importaciones procedentes de la Unión Europea (UE) por importe de $ 7.500 millones. Rápidamente la Oficina del Representante de Comercio de EEUU anunció la implantación a partir del 18 de octubre de nuevas tarifas a distintos productos europeos, desde aeronaves a productos agrícolas, aunque antes, el 14 de octubre, está previsto que los negociadores europeos y estadounidenses se vuelvan a reunir. La Unión Europea (UE) ya ha anunciado que responderá a las tarifas estadounidense, por lo que se abre un nuevo frente en el ámbito comercial, algo que también pesó ayer en el comportamiento, sobre todo, de las bolsas europeas. En este sentido, señalar que ambas partes se acusan de negarse a negociar por lo que el anuncio de la imposición de nuevas tarifas por parte de EEUU es posible que acelere las mencionadas negociaciones y evite que “la sangre llegue al río”.

 

Hoy, y dado lo incierto del escenario al que se enfrentan, esperamos que las bolsas europeas abran nuevamente a la baja. No obstante, y por mostrar cierto optimismo, señalar que la publicación hoy de los índices adelantados de actividad de los sectores de servicios del mes de septiembre en Europa y EEUU (PMIs e ISM), de estar éstos en línea con lo esperado por los analistas, podría calmar algo los ánimos. El sector de los servicios representa casi el 80% del PIB de las economías desarrolladas, por lo que, si los mencionados indicadores muestran que éste se mantiene en expansión, los temores a una nueva recesión entendemos que deberían reducirse. No obstante, habrá que seguir muy pendientes de otros frentes como el brexit, del que se seguirá debatiendo, o de la respuesta de la Unión Europea (UE) al anuncio de las nuevas tarifas estadounidenses. En este escenario, y con la renta fija presentando valoraciones en exceso exigentes y rentabilidades muy bajas o negativas, una opción interesante es aprovechar los recortes que se están produciendo en las cotizaciones de muchas compañías que ofrecen elevadas rentabilidades por dividendo para incrementar posiciones en las mismas con vistas al medio/largo plazo. Por último, señalar que hoy la bolsa alemana está cerrada al ser día festivo en Alemania -se celebra el día de la Unificación-.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.