Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 22 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Viernes, 07 de agosto de 2020 00:00

Las diferencias regionales de la gestión de la crisis se hacen notar en el desarrollo económico

Stefan Rondorf (Allianz GI) | Muchos inversores todavía se frotan los ojos con asombro. El índice mundial de renta variable MSCI World ha ganado más del 40% desde su mínimo en marzo, y las primas de riesgo de los bonos corporativos estadounidenses se han acercado a los niveles anteriores a la crisis, hasta solo unos pocos puntos básicos.

Tras esta recuperación sin precedentes en los mercados mundiales, que ha desafiado toda información sobre la crisis, es casi inevitable que tengamos que hacer un balance de cuáles han sido los factores que han impulsado a los mercados.

 

En términos coyunturales, nos hemos liberado de los confinamientos de marzo y abril. Primero con impulso y más recientemente con un poco de contención. No obstante, muchos países se encuentran en una «economía del 80-90%», especialmente en comparación con el comienzo del año, en lo que respecta a cifras clave como los niveles de producción. En algunos ámbitos del sector de los servicios, la tasa de utilización sigue siendo muy inferior. El panorama se distingue por regiones: China mostró de nuevo de un crecimiento positivo en el segundo trimestre, y los datos económicos mensuales mejoraron en su mayor parte. También en Europa, la mayoría de los indicadores muestran una tendencia positiva. La economía de Estados Unidos es motivo de preocupación: las solicitudes de subsidio por desempleo vuelven a aumentar y la confianza de los consumidores disminuye. El gasto de los consumidores podría sufrir notablemente si el gobierno recortara los generosos subsidios por desempleo que se han pagado en los últimos meses.

 

 

Las tendencias económicas se reflejan en la incidencia de los contagios: cuanto más se controle el virus, más sostenibles serán las tendencias de recuperación de la economía. En consecuencia, la bolsa de valores de Estados Unidos podría reaccionar ante la difícil contención del virus en dicho país, aunque la dinámica del contagio en los estados más afectados se ha estabilizado ligeramente en los últimos tiempos y está disminuyendo el número de fallecimientos en relación con el número de personas contagiadas. En términos globales, el virus sigue activo. Los mercados están albergando grandes esperanzas gracias a los progresos realizados en el desarrollo de una vacuna, entre otras cosas porque los primeros candidatos a fármacos están entrando en la fase crítica de las pruebas.

 

Políticamente, se abren nuevas opciones. Los jefes de gobierno de la UE han enviado una fuerte señal con su acuerdo sobre el llamado «Fondo de recuperación». Por primera vez en la historia de la UE, esto significa un endeudamiento conjunto y, además, una redistribución fiscal a gran escala. Muchos gobiernos se enfrentan a la cuestión de si se deben prorrogar las medidas para mitigar la crisis del coronavirus, como las transferencias de ingresos y las garantías de crédito. Se trata de un reto para los presupuestos nacionales, pero también representa un paso importante para fortalecer la recuperación económica. Se está prestando especial atención a la oportuna ampliación de las prestaciones por desempleo y a un nuevo paquete fiscal en Estados Unidos.

 

Es bueno mantener una constante: los bancos centrales mantienen su rumbo con el mayor apoyo posible a la política monetaria. En su lugar, la Reserva Federal de Estados Unidos acaba de ampliar sus redes de seguridad para fondos del mercado monetario, préstamos hipotecarios y préstamos corporativos hasta finales de año.

 

Al final de la evaluación: la Covid-19 sigue teniendo un gran impacto en nuestras vidas y en el desarrollo de la economía están surgiendo diferencias regionales en la gestión de la crisis, con las correspondientes oportunidades de inversión, aunque entretanto podría producirse un receso en la recuperación.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.