Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 08 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Martes, 03 de diciembre de 2019 00:00

El reto 'verde': el camino de las petroleras para alejarse del carbono es cada vez más estrecho

Alphavalue | Con el ataque de unos drones a instalaciones petroleras clave de Arabia Saudí hace casi tres meses, el precio del crudo apenas se movió. Fue uno de los indicios más claros de la confianza del mercado en el suministro de petróleo.

 

 

Más tarde llegó la confirmación de que Estados Unidos se convirtió en un exportador neto de crudo, cambiando así el balance político del petróleo para siempre y el fracaso de la OPV de Aramco en valoración, así como en términos de recaudación, confirmando que Oriente Medio ya no está en el centro de atención de los mercados de la energía. Toda una noticia negativa para los inversores alcistas (bulls) de esta industria. Las petroleras europeas han tenido un performance sin ningún avance, es más, retrocedieron un -2% en el último mes en un mercado que subió más del +2%.

 

 

Como nuestros analistas (y la mayoría) han recalcado repetidamente, la cuestión clave con las acciones petroleras es la rapidez con que la comunidad inversora debe considerar a la industria como un activo “varado”. En los últimos trimestres, el sector ha sido arrinconado por preguntas sobre las emisiones de carbono, las cuales no han encontrado ninguna respuesta. Centrarse en el gas fue considerado como una buena estrategia, ya no lo es. Pronto se empezará a considerar que la empresa petrolera ideal será la que opere en parques eólicos offshore en lugar de continuar con su tradicional actividad de perforación. Esta idea no creemos que sea pasajera. Pagar más (mayores pay-out) puede ser una estrategia para hacer que los accionistas salgan corriendo, porque el sector está obligado a invertir en “verde” a precios máximos, ya que hay más free cash flows (digamos aproximadamente 45 bn€ anuales antes de unos dividendos de 36 bn€) para reinvertir en activos “verdes” disponibles.

 

La presión sobre la industria petrolera para “reverdecerse” parece estar creciendo día a día y su nicho estratégico parece cada vez más estrecho. Esto es un verdadero problema, en un periodo de tiempo tan corto, para una industria con un marketcap de casi 700 bn€. Durante un tiempo, se creyó que el gas sería el futuro de las petroleras. Hoy en día, se ha visto que, además de los problemas políticos aparejados que tiene que soportar (el proyecto ruso del gasoducto North Stream 2 que conecta Rusia con Alemania), el gas tampoco está libre de los problemas del carbono.

 

Descartado el gas como una solución de futuro, el camino de las grandes petroleras para alejarse del carbono es cada vez más estrecho. Y el tiempo no ayuda, ya que el riesgo del gas, que representa el 50% de la valoración por NAV, es que podría tener un menor “value”, siendo el comodín que las petroleras listadas tenían para alejarse de sus activos tan apegados al CO2.

 

Durante los últimos dos años, nuestros analistas apuntaron que las grandes compañías del sector harían bien en intentar comprar utilities con activos verdes o que iniciasen ese camino. Hasta ahora, los movimientos han sido bastante insignificantes, por lo que el reequilibrio de las carteras es una tarea bastante ardua, con unos precios poco atractivos. La reciente adquisición de la empresa holandesa de energía renovable Eneco por parte de Mitsubishi marca el tono para grupos como Royal Dutch Shell (añadir, objetivo 2.612 p ) y Total (añadir, objetivo 55,9 € ). La competencia será feroz.

 

En la siguiente tabla es fácil ver que el sector petrolero ya no puede comprar utilities con su propio “paper currency” (compras de compañías a través de intercambio de acciones), ya que cotiza a 13x frente a 15x para las utilities. Sin embargo, si tuviera que reducir su propio capex, existe un gran potencial de generación de FCF para pagar una adquisición en efectivo. El apalancamiento de las petroleras debería ser cuidadoso, ya que las utilities ya están bastante ajustadas, dado que invierten en operaciones “ecológicas” que puede pagar, aunque de momento no se puede ver.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.