Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 24 de junio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NACIONAL Miércoles, 12 de junio de 2019 00:00

La riqueza financiera bruta de las familias cayó un 1,6% hasta 293% de su RBD, por el precio de los activos

José Luis M. Campuzano (AEB) | El Banco de España ha publicado este martes un interesante análisis sobre los flujos y balances financieros de los hogares a finales de 2018. Del texto se extraen cuatro conclusiones:

 

 

 

Las familias han continuado reduciendo su deuda bancaria hasta alcanzar niveles de 96% de su renta bruta disponible (RBD) y del 59% en términos de PIB.

 

Los hogares han recibido nueva financiación bancaria neta, equivalente al 0,2% de su RBD.

 

La tasa de ahorro se situó en mínimos históricos y alcanzó el 4,9% de la RBD.

 

La riqueza financiera bruta de las familias cayó un 1,6% hasta 293% de su RBD, 
explicado por el descenso del precio de los activos financieros.

 

Los niveles de deuda de las familias son ya muy similares a la media europea, con una propensión mayor en España a la vivienda en propiedad. En un contexto de mejora económica y favorables condiciones de financiación, es razonable anticipar que el dinamismo residencial actual se refleje en una demanda fluida de financiación hipotecaria.

 

 

Frente al descenso de la tasa de ahorro, las familias siguen aumentando su cartera de activos financieros el año pasado hasta un 2,3% de la RBD. La mayor parte de estas nuevas inversiones se materializaron en depósitos bancarios (4,4 % del RBD), con un fuerte aumento con respecto al año anterior. Los depósitos son el principal componente de la riqueza financiera de los hogares, más del 113% de su RBD.

 

 

La caída de la riqueza financiera bruta de las familias el año pasado fue superior al descenso de sus pasivos, especialmente de la deuda bancaria, lo que llevó al primer descenso de la riqueza financiera neta en ocho años. Los niveles siguen siendo muy superiores a los observados durante la crisis.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.