Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 04 de abril de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en IBEX 35 Jueves, 26 de marzo de 2020 00:00

Repsol presenta su Plan de Resilencia 2020 para afrontar la crisis pero mantiene el dividendo en 1€/acc

Bankinter | Repsol presenta un plan de contingencia, denominado Plan de Resiliencia 2020, bajo un escenario de precio de petróleo (Brent) de 35$ y Gas (Henry Hub) de 1,8$, para hacer frente al impacto del COVID-19. En él, anuncia una serie de medidas que consisten, entre otras, en la cancelación de la recompra de acciones extra por el 5% del capital que iba a realizar en mayo y que, en el momento del anuncio, ascendía a 1.000M de euros.

 

No obstante, mantiene el dividendo en 1€/acc. (a los precios actuales la rentabilidad por dividendo asciende a 13%). Además, pone en marcha iniciativas que suponen reducciones de 350M€ en gastos operativos, 1.000M€ en inversiones (hasta 2.800M€) y optimización de capital circulante por 800M€.

 

Pospone la presentación de su Plan Estratégico previsto para el 5 de mayo.

 

Reitera que su balance está saneado y no contempla un ascenso de su deuda. Expone que tiene liquidez suficiente como para hacer frente a esta situación al menos hasta 2024. En esta línea, S&P mantuvo el pasado viernes la calificación crediticia en BBB aunque redujo su perspectiva hasta estable desde positiva por el impacto del COVID-19.

 

Consideramos positivo que Repsol haya presentado un plan de contingencia y sobre todo que mantenga un balance saneado. Además, mantiene una política de remuneración al accionista muy generosa, a pesar de la cancelación de la recompra del 5% del capital.

 

Con esta decisión Repsol sigue los pasos de otras compañías petroleras que han realizados movimientos similares recientemente, como es del caso de Total, BP, Chevron o Shell, quienes también cancelaron sus programas de recompras de acciones.

 

En definitiva, pensamos que Repsol es una de las petroleras que presenta mejores perspectivas: compañía saneada, atractiva por valoración, bien posicionada y diversificada, y con elevada rentabilidad por dividendo.

 

Dicho esto, el contexto es realmente complicado, con desequilibrio entre oferta de petróleo (guerra abierta de precios entre Rusia y Arabia Saudí) y demanda (COVID-19) y reducida visibilidad de recuperación del crudo. Todo ello, nos obliga a extremar la cautela.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.