Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 30 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Sábado, 22 de agosto de 2020 00:00

Los mercados de valores en tiempos de coronavirus

Focus On | ¿Por qué suben los precios de las acciones a pesar de los malos datos económicos? Unos datos económicos históricamente malos y el aumento simultáneo de los precios de las acciones han llevado temporalmente a índices como el Nasdaq a niveles récord.

 

¿Puede esto continuar por mucho tiempo? Los escépticos apuntan a un mercado de valores que en su opinión está ahora "absurdamente" valorado. Los optimistas, por otro lado, citan las rentabilidades extremadamente bajas de los bonos y subrayan que la pandemia del coronavirus es un evento temporal con efectos temporales.

 

De hecho, los rendimientos, especialmente los de los bonos del gobierno de EE.UU. a diez años, son una buena medida de lo caro que se han vuelto los valores. Con una rentabilidad actual de alrededor del 0,6 por ciento, la relación precio/beneficio (PER) de un instrumento de deuda de este tipo es de 165. A principios de año, la relación PER seguía siendo de 50 con un rendimiento de poco menos del dos por ciento. A modo de comparación, la relación PER del índice bursátil mundial MSCI All Country World está actualmente justo por debajo de 21, mientras que a principios de año era sólo ligeramente inferior a 20. En este contexto, todavía hay cierto margen de mejora en la valoración de las acciones, incluso si se considera que esta clase de activos tiene un riesgo significativamente mayor.

 

Asimismo, los valores medios, tal como se producen al observar los índices que constan de varios componentes, pueden ser engañosos. Después de todo, las diferencias en la evolución de los precios de las acciones individuales son asombrosamente grandes. Mientras que el MSCI All Country World, por ejemplo, se ha mantenido más o menos sin cambios desde principios de año, la acción de Apple - la acción con la mayor ponderación en el índice - ha aumentado en un 56,5 por ciento. En términos de participación en el índice, Microsoft y Amazon siguen con un aumento del 32,5 y 70,4 por ciento respectivamente.

 

Las acciones de alto valor de dividendo tienden a estar infravaloradas

 

La rentabilidad superior a la media de las acciones de las empresas con modelos de negocio digitales puede explicarse en principio de forma bastante plausible, ya que se encuentran entre los claros ganadores de la crisis del coronavirus. Sin embargo, si observamos la capitalización del mercado de las empresas con mayor crecimiento, que se refleja en su respectiva ponderación en el índice, surgen dudas sobre si las perspectivas económicas generales siguen reflejándose en la proporción adecuada.

 

He aquí algunos ejemplos: El MSCI All Country World contiene alrededor de 3.000 acciones. Las cinco más grandes, Apple, Microsoft, Amazon, Alphabet y Facebook, tienen una ponderación combinada del 12,4 por ciento. Apple y Microsoft combinados tienen aproximadamente el mismo peso que Japón. Sólo Amazon tiene una parte que está a la par con Alemania. De las diez posiciones más grandes del índice, sólo una acción no pertenece a la "nueva economía", Johnson & Johnson. En promedio, los "Cinco Grandes" han logrado un plus de alrededor del 30 por ciento en cinco años - todos los años. Para el MSCI All Country World, que ha aumentado en un 8 por ciento por año, esto significa que los "Cinco Grandes" han contribuido aproximadamente la mitad de la rentabilidad total.

 

¿Pero esto sugiere que se ha formado una burbuja en al menos esa parte del mercado de valores que consiste en los "campeones digitales"? Probablemente no, porque en el contexto del impulso macroeconómico comparativamente bajo, incluso antes de la crisis del coronavirus, el crecimiento es un producto básico escaso que goza de la especial estima de los inversores, especialmente en el contexto de los bajos rendimientos del mercado de bonos. Por lo tanto, si son pocas las acciones de crecimiento que están a la vanguardia del favor de los inversores orientados al rendimiento, probablemente también sea cierta la conclusión inversa, a saber, que una parte sustancial del mercado de valores, con sus acciones de alto valor de dividendos, está infravalorada. Por lo tanto, cuanto mayor sea la diferencia entre Apple y Co. y el resto del mercado, más atractivas deberían ser las carteras diversificadas. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.