Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Jueves, 16 de mayo de 2019 00:00

Las bolsas descuentan crecimientos de las exportaciones mundiales de doble dígito, el margen de decepción es alto

A&G Banca Privada | Semana de correcciones para los activos de riesgo, lastrados principalmente por las noticias en cuanto a la guerra comercial, que llevaba a las bolsas mundiales a retroceder en torno a un 3%, con caídas en general más acusadas en Europa que en Estados Unidos, pero los sectores más cíclicos sufriendo más que los defensivos, destacando el retroceso del -3,5% del índice Nasdaq.

 

 

El movimiento de aversión al riesgo fue generalizado. El dólar retrocedía ligeramente frente al euro, pero se fortalecía contra una cesta diversificada de divisas, mientras que el oro recuperaba parte del terreno perdido en las últimas semanas y el precio de los bonos de Alemania y Estados Unidos escalaba de forma significativa, con los tipos de interés a 10 años situándose en -0,045% y el 2,46% respectivamente.

 

 

El presidente Trump, ante la falta de concreción y el hecho de que, según él, China ha reabierto algunos temas que se daban por acordados en la negociación del acuerdo comercial, incrementó los aranceles del 10% al 25% a las importaciones de bienes chinos por importe de $200 mil millones, pudiendo esta cifra incrementarse hasta los 325 mil en las próximas jornadas. Los episodios similares de la negociación, vividos en 2018, tuvieron un impacto rápido en la confianza y capex. En ese momento, la inversión global cayó del +5,01% 1T17hasta el +3,6% en 1T2018 y, actualmente, las inversiones en bienes de equipo ya están en el -3%, frente al +21% de hace un año. La recuperación podría estar en riesgo si las tensiones no remiten.

 

El escenario de “no acuerdo” es tan poco probable como el de acuerdo definitivo y solución de largo plazo y es por ello que las expectativas son las que marcan la pauta de los mercados, que hace unas semanas cotizaban un acuerdo rápido y ahora, vuelven a tener dudas. Las bolsas descuentan crecimientos de las exportaciones mundiales de doble dígito y el margen de decepción es alto.

 

En cuanto a la evolución de los precios, en Estados Unidos, se esperaba un IPC anual para el mes de abril del +2,1% y se publicó un 2%. En línea con el objetivo de la Fed y nada preocupante.

 

En lo que a actividad económica se refiere, los datos siguen siendo peores de lo esperado a nivel global. Los índices de sorpresas económicas siguen en territorio negativo, pero en un nivel muy superior al de principio de año, dado el ajuste a la baja de estimaciones ocurrido desde entonces. La sorpresa positiva ha sido Alemania, tanto desde el punto de vista de las exportaciones, como de producción industrial y en la Eurozona, PMIs de la EZ del mes de abril se revisaron al alza, con un ligero descenso respecto al mes de marzo a nivel compuesto y una recuperación (¿prometedora?) a nivel servicios. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.