Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 13 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Lunes, 03 de agosto de 2020 00:00

¿Qué tal se les da a las bolsas anticipar la evolución de la Covid-19?

DWS | El patrón que han seguido recientemente los mercados de renta variable europeos resulta sorprendentemente similar al que se dio en Asia tras el brote de SARS, lo que podría ser un arma de doble filo.

¿Qué está pasando en los mercados bursátiles? ¿Por qué los principales índices siguen avanzando, pese al creciente número de contagios por Covid-19? Hace cinco meses que nos hicimos por primera vez estas preguntas. A mediados de febrero, para ser exactos. China acababa de revisar al alza el número oficial de casos, hasta los 14.800. Mientras, muchos de los principales mercados de renta variable marcaban nuevos máximos.

 

En febrero, volvimos a fijarnos en lo que pasó en 2003 con el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), como punto de referencia. Aunque entonces recomendábamos precaución, la magnitud de la pandemia ha superado con creces lo que nos podíamos imaginar en aquel momento, al igual que el daño económico que provocaría la Covid-19. No obstante, los mercados de renta variable se han recuperado bastante bien desde los mínimos de marzo. ¿Cómo se compara la reciente evolución del mercado con las últimas cifras de contagios?

 

Aunque la pandemia actual ha sido mucho más grave que el brote de SARS, sigue un patrón bastante similar. Las bolsas occidentales sufrieron una fuerte corrección dos semanas antes de que se disparase el número de contagios diarios, como puede verse en nuestro Gráfico de la Semana, que muestra la evolución del mercado europeo (índice MSCI EMU).

 

 

 

La renta variable tocó fondo aproximadamente una semana antes de que la cifra de nuevos contagios diarios alcanzara su punto máximo, con tan solo unos días de diferencia. Aunque hay quien les pondría buena nota a los mercados por su capacidad para anticipar la evolución de la pandemia, nosotros somos un poco más cautos con el veredicto. Al fin y al cabo, parece que el número de contagiados influye menos que las perspectivas económicas en el comportamiento de los mercados de renta variable. Hasta ahora, la estabilización de las perspectivas económicas ha tenido poco que ver con la mejora de los tratamientos médicos o con unas medidas de contención más eficaces, como demuestra el número de casos en Estados Unidos, sino que ha respondido principalmente a los masivos programas de estímulos monetarios y fiscales puestos en marcha. En Europa, los mercados tampoco parecen muy afectados por los rebrotes que se están registrando. Sin embargo, la situación podría cambiar rápidamente si se producen nuevas oleadas de Covid-19. En 2003, el SARS acabó desapareciendo por completo, por razones que aún no están del todo claras. Por el contrario, no parece que el final de la actual pandemia mundial esté cerca.