Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 08 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Lunes, 25 de noviembre de 2019 00:00

No puede exagerarse el margen macroeconómico de maniobra del que dispondrá el nuevo Gobierno

Gilles Moëc (AXA IM) | La coalición de izquierdas PSOE-Podemos, aunque está claro que es probable que aumenten los impuestos, no parece haber ninguna tentación de volverse loco con los déficits.

 

 

Moëc indica que “el déficit parece manejable, ya que ha caído por debajo del umbral del 3% durante dos años seguidos”, algo que califica como “una gran hazaña ya que, en 2015, todavía estaba en el 5.6% del PIB”.  

 

El economista analiza las similitudes entre España y Portugal, donde ha tenido lugar otro Gobierno de coalición de izquierdas y destaca cómo “la aceleración del crecimiento ha sido el mayor contribuidor en España a la mejora del balance fiscal, mucho más que en Portugal. Lo que es clave ahora es entender cuánto de esta aceleración es sostenible”.

 

Tanto Portugal como España han experimentado un crecimiento superior al promedio de la eurozona, pero, de cara al futuro, Gilles Moëc señala que “no es obvio que estos dos países puedan contar con seguir superando al resto de Europa” ya que “la mejora de la productividad se ha desacelerado y la moderación salarial se ha suavizado”. Si la competitividad no se ha deteriorado en España y Portugal es, según AXA IM, porque “precisamente los costes laborales unitarios han empezado a acelerarse en el resto del área euro, especialmente en Alemania”. Para Gilles Moëc, lo que todo esto significa es que “el desempeño exportador de España y Portugal volverá a converger al ritmo de la actual desaceleración de la demanda externa, sin la mejora en la cuota de mercado que ambos experimentaron en su pasada devaluación interna”. Ante esta situación y centrándose en España, Moëc advierte de que “a pesar del fuerte crecimiento económico observado en los últimos años, no puede exagerarse el margen macroeconómico de maniobra del que dispondrá el Gobierno que finalmente emerja como resultado de las elecciones en España”.  

 

Por último, el experto de AXA IM añade que, “tanto PSOE como Podemos pueden ser conscientes de sus límites fiscales, pero puede haber presión de sus bases". Y es que, tal y como señala Moëc, “un problema específico en España es que, en realidad, el gasto público es relativamente bajo para los estándares europeos ya que, por ejemplo, a pesar de que la tasa de desempleo es significativamente más alta, la protección social sigue siendo una proporción menor como porcentaje del PIB y ahí podría surgir un "tema de convergencia”.

 

 

Nadie está muy preocupado por la situación fiscal española por la referencia a las normas fiscales europeas en el pre-pacto, el mercado supervisará a España más de cerca en los próximos meses.