Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 28 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Viernes, 25 de septiembre de 2020 00:00

Los bancos cotizan a 0,42x su book value 2020, lo que sugiere que contemplan una caída del -60% de sus fondos propios

Alphavalue | Las esperanzas del sector bancario derivadas de la adquisición de Bankia (BKIA) por Caixabank (CABK) fueron efímeras. Rumores de un nuevo confinamiento, preocupaciones de China y tipos negativos hasta “el final de los tiempos” llevaron al sector bancario casi a donde estaba a finales de marzo. Fue entonces cuando el desastre teñía los mercados, aunque ahora no parece tan grave la situación.

 

Aun así, como muestra el gráfico, en términos relativos, los bancos alcanzaron mínimos de un año.

 

 

Obviamente, los mercados no están siendo conscientes de lo nefasto derivado de los tipos negativos, incluso con el BCE permitiendo mecanismos de protección para que los bancos europeos no se desangren en un momento en el que son los engranajes esenciales de un esfuerzo europeo para mantener a flote a las empresas.

 

El problema es más bien que una crisis prolongada del Covid-19 aumente drásticamente las probabilidades de que los préstamos anteriores al inicio de la pandemia se deterioren inevitablemente y que la financiación de empresas “zombis” simplemente amplíe la fase de crecimiento negativo de las economías europeas. No hay forma de que los bancos puedan esperar pagar nuevamente sus dividendos recortados en este contexto. Aunque nos sorprende el anuncio de Banco Santander (SAN) (comprar, objetivo 2,56 €) y su dividendo de 3.300 millones de euros (mitad en metálico y mitad en acciones).

 

Los bancos cotizan a 0,42x su book value 2020, lo que sugiere que están contemplando una caída del -60% de sus fondos propios de 1.350 bn de euros (39 bancos cubiertos por AlphaValue). Los bancos bajo nuestra cobertura tenían sólo 730 bn de euros de fondos propios en 2008, obtuvieron 465 bn de euros de sus accionistas y acumularon en los beneficios después de desembolsar 434 bn de euros en dividendos.

 

Hacer “desaparecer” aproximadamente 810 bn de euros en fondos propios parece una tarea difícil. AlphaValue esperaba una pérdida combinada de -45 bn de euros para 2020 antes de la intervención de la Fed. Las estimaciones de beneficios para 2020 ahora se han reducido a 33 bn de euros desde 102 bn de euros en 2019. El salto de -45 bn de euros a 33 bn de euros en los beneficios previstos para 2020 se debe enteramente al hecho de que las pérdidas esperadas no ocurrirán con bancos centrales en pleno funcionamiento. En otras palabras, se necesitaría una guerra para eliminar tanto fondo propio de las entidades financieras.

 

El siguiente gráfico es un recordatorio de que incluso cuando estaba en juego el futuro de la eurozona (2011-2012), los bancos cotizaban a un Precio / Valor en Libros más alto.

 

 

También vale la pena señalar que hay 12 bancos en nuestra cobertura de AlphaValue con un Precio / Valor en Libros igual o inferior a 0,3x. Para las 6 entidades financieras que actualmente cotizan por debajo de 0,25x, tiene un efecto negativo en las métricas de valoración. En este grupo están: SOCIÉTÉ GÉNÉRALE (comprar,objetivo 18,4 €), BANCO DE SABADELL (comprar, objetivo 0,50 €), BANK OF IRELAND (comprar, objetivo 2,14 €), COMMERZBANK (vender, objetivo 3,64 €), AIB GROUP (comprar, objetivo 1,74 €)y PBB DEUTSCHE PFANDBRIEFBANK (comprar, objetivo 6,83 €).

 

Esta es una buena medida de la situación. Todas las señales se vuelven poco claras, mientras que es evidente que ninguno de estos bancos está a punto de colapsar.

 

Las valoraciones notablemente bajas también están en desacuerdo con las perspectivas de pago de dividendos. No es inconcebible que los bancos puedan pagar 25 bn de euros para 2022 (dividendos de 2021). Esto sería sólo la mitad del pico de 2018, pero no se debe perder de vista. En resumen, una exposición a través de un ETF puede valer la pena el riesgo. Vemos un potencial alcista combinado del +11% en este momento.