Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 25 de mayo de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Lunes, 06 de abril de 2020 00:00

La caída de empleo en EEUU es solo la punta del iceberg: el paro podría alcanzar el 8% en el 2T

Azad Zangana (Schroders) | Se calcula que Estados Unidos va unas tres o cuatro semanas por detrás de Europa en cuanto a notar el impacto de la pandemia mundial del Covid-19. Por lo tanto, cuando la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estado Unidos (BLS) informó de 701.000 puestos de trabajo no agrícolas destruidos en el mes de marzo, fue un duro golpe. De hecho, la cifra es siete veces mayor que la estimación de la encuesta de consenso de Reuters.

 

 

La pérdida de empleos en el sector privado fue de 713.000, sólo ligeramente compensada por los 18.000 empleos creados en el sector público, de los cuales 17.000 son temporales para la encuesta del censo de 2020.

 

La caída de los empleos no agrícolas es la peor registrada desde marzo de 2009 y pone fin abruptamente a la racha de 113 meses de datos positivos. Los datos de la encuesta a los hogares también mostraron un aumento de la tasa de desempleo del 3,5% al 4,4%, llevándola a niveles de agosto de 2017. Pero lo que es más alarmante es el tamaño del salto, el mayor aumento mensual desde enero de 1975.

 

No sólo el número de desempleados ha aumentado considerablemente, sino que también lo ha hecho el número de los que dicen estar subempleados. En total, los niveles de desempleo y subempleo en Estados Unidos aumentaron del 7% al 8,7%.

 

Los sectores sociales fueron los más afectados. El sector del ocio y la hostelería registró una caída de 459.000 empleos, principalmente en los servicios de comida y bebida. El empleo en el sector salud y la asistencia social también se redujo en 61.000 puestos. Curiosamente, sólo se perdieron 46.000 puestos de trabajo en el comercio minorista, lo que parece un número muy bajo en comparación con el número de trabajadores del sector.

 

A pesar de lo pobres que son las últimas cifras, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos advierte que el período reflejado por el estudio es anterior a que se sucedieran la mayoría de los cierres de negocios relacionados con el brote. De hecho, los datos sobre las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo (seguro social) muestran más de 10 millones de nuevas solicitudes en las cuatro semanas hasta el 28 de marzo.

 

A medida que se publiquen más datos que muestren el alcance de la crisis económica que se está desarrollando, los encargados de la formulación de políticas (fiscales y monetarias) podrían volver con más medidas de estímulo. Nuestra previsión es que la tasa de desempleo de Estados Unidos alcance el 8% a finales del segundo trimestre. Claramente, estamos viendo sólo la punta del iceberg y el comienzo de una recesión muy profunda.