Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 12 de julio de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 30 de junio de 2020 18:00

El Ibex 35 cierra el peor semestre de su historia (-24,27%) con una caída de un 0,65% hasta 7.231 puntos

Andrés Aragoneses (Singular Bank) | El balance entre los factores que podrían impulsar al alza la recuperación económica y los riesgos a la baja como la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y sus potenciales implicaciones sobre la actividad a nivel global han influido en que la renta variable mundial registre una jornada mixta hoy. En concreto, han predominado las ventas en las principales bolsas europeas, en contraposición a las compras que han imperado en los índices asiáticos y estadounidenses.

 

En concreto, la evolución sobre la pandemia sigue preocupando al mercado en un contexto en el que, a medida que se relajan las medidas de confinamiento, el número de nuevos casos a nivel global repunta verticalmente. En concreto, el foco de preocupación se sitúa especialmente en la India y en Latinoamérica, y en los rebrotes de algunas zonas de Estados Unidos y Alemania. Todo ello unido a las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que considera que lo peor de la pandemia está por llegar, por lo que quedaría para volver a la normalidad.

 

En el plano macroeconómico, el IPC preliminar de la Eurozona de junio aumentó en 0,2 pp hasta un 0,3% anual, situándose todavía 0,9 pp por debajo del nivel pre-crisis de febrero de un 1,2% anual. Asimismo, el indicador de Confianza del Consumidor de la Conference Board del mes de junio estadounidense se ha situado por encima de las expectativas del consenso de mercado, repuntando en 12,2 puntos hasta 98,1 puntos.

 

En este contexto, en Europa, en una sesión de menos a más, tras los avances de en torno a un 1% de ayer, han predominado las caídas en sus principales índices bursátiles con excepción del DAX 30 alemán, que se ha apreciado un 0,64%. En concreto, los mayores retrocesos se han situado en el Footsie 100 inglés (-0,90%) y el Ibex 35 español (-0,64%).

 

En España, el Ibex 35 cierra hoy el peor semestre de su historia (-24,27% YTD) con una caída de un 0,65% hasta 7.231 puntos. Entre sus componentes, han destacado Ence (+2,61%), Iberdrola (+1,38%) y Naturgy (+1,21%). Por otro lado, en terreno negativo, si ayer el sector bancario tiró del Ibex 35, hoy ha lastrado al índice español (Stoxx Banks: -0,55%), registrándose los mayores retrocesos en CIE Automovie (-4,58%), Bankia (-3,50%) y Banco Sabadell (-3,22%).

 

 

En Estados Unidos, a cierre de sesión europea, sus principales índices bursátiles registran avances de hasta un 1,5%, ante el repunte de la Confianza del Consumidor y a la espera de la comparecencia del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y del Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en el Congreso estadounidense. El S&P 500 se sitúa por encima del nivel de 3.070 puntos y el Nasdaq Composite intenta superar nuevamente el nivel de 10.000 puntos.

 

 

Renta fija

 

Ante la falta de novedades sobre las negociaciones del fondo de reconstrucción comunitario, más allá de las declaraciones de sus impulsores iniciales, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, sobre la necesidad de lograr una eficaz respuesta al Covid-19, hoy no se registran variaciones de TIRes relevantes en el mercado de renta fija soberana de la Eurozona.

 

En concreto, en la búsqueda de yield constante en un escenario de tipos de interés reducidos, los mayores movimientos se han observado en la parte larga de la curva de Italia y Grecia. Así, la rentabilidad en el bono italiano a 10 años ha caído 5 pb hasta 1,24%, y la rentabilidad del bono griego a 10 años también 5 pb hasta 1,19%.

 

Por otro lado, la TIR del bono alemán a 10 años ha retrocedido 1 pb hasta -0,48% (próximo al -0,5% de la facilidad de depósito del BCE), la del bono francés a 10 años otro 1 pb hasta -0,14% y la del bono español a 10 años se mantiene estable en 0,46%.

 

Fuera de la Eurozona, tampoco se aprecian variaciones de yield significativas. En concreto, la TIR del bono Gilt británico a 10 años se ha mantenido inalterada en 0,15%, al igual que la del bono Treasury estadounidense a 10 años que a cierre de la sesión europea se estabiliza en 0,63%.