Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 12 de julio de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en En colaboración con Santander Martes, 02 de junio de 2020 00:00

Banco Santander suma cerca de 60.000 nuevos accionistas desde comienzos de año

El impacto de la pandemia sanitaria en los mercados, que ha arrastrado las cotizaciones de muchas compañías hasta niveles de mínimos históricos, está animando a los inversores a retomar con prudencia sus incursiones en bolsa.

 

 

 

 

 

El desplome de las bolsas durante el primer trimestre del año –el Ibex 35 despidió el mes de marzo con una caída del 29%, el peor resultado de su historia– ha sacudido con dureza las cotizaciones del sector financiero. Sin embargo, este catastrófico escenario contrasta con el aumento de accionistas que muestran algunas de las grandes entidades, como Banco Santander. En global, el sector bancario español ganó durante este periodo 61.398 accionistas, hasta alcanzar 5,96 millones. El principal responsable de esta subida es la entidad cántabra, que ha aumentado su base accionarial desde comienzos del año en 57.881 accionistas (el 94,3% del total) y supera de nuevo la barrera de los cuatro millones.

 

Según los datos facilitados por Santander en la presentación de resultados del primer trimestre, los accionistas minoritarios han ganado peso en el capital del banco. Si al cierre de 2019 representaban un 38,53%, ahora alcanzan el 40,71%. Esta subida se produce en detrimento de los inversores institucionales, que descienden del 60,39% al 58,19%, mientras que la participación en manos del consejo de administración se ha mantenido prácticamente estable y pasa del 1,08% al 1,10%.

 

En cuanto la distribución geográfica, el 75,63% de los accionistas son europeos, mientras que el 22,97% corresponde a titulares americanos y el 1,40% a otras regiones. Europa aumenta ligeramente su peso frente a América, algo menos de dos puntos porcentuales.

 

Cuidar al accionista ha sido siempre una de las prioridades de la entidad, una máxima que se traduce en reforzar su confianza, proporcionar rentabilidad de manera recurrente y escuchar sus necesidades e inquietudes. “El compromiso del banco con sus accionistas se fundamenta en la creación de valor a largo plazo, garantizando la igualdad de derechos, ofreciendo la máxima transparencia informativa y fomentando el diálogo continuo a través de los canales existentes”, señalan en el banco.

 

Banco Santander se relaciona con ellos a través del Área de relación con accionistas e inversores, cuyo trabajo ha sido reconocido por prestigiosas revistas del sector, como IR Magazine e Institutional Investor. Esta área tiene entre sus funciones fomentar el interés y la participación de éstos en los asuntos del grupo. En 2019, el banco organizó 322 eventos con inversores y atendió 133.939 consultas a través del buzón electrónico, la línea telefónica, whatsapp y reuniones virtuales. También realizó estudios y encuestas de calidad en las que se contó con la opinión de cerca de 41.000 accionistas. Además, cuenta con una web (https://yosoyaccionista.santander.com) en la que ofrece numerosas ventajas para los accionistas, desde exención de comisiones o descuentos en actividad de ocio y salud, entre otras muchas, hasta promociones exclusivas.

 

Potencial alcista

 

Pese a que se mantiene la incertidumbre en torno al alcance de la recesión, son muchos los expertos que creen que existen valores que ofrecen un claro descuento y, por tanto, posibilidades de recorrido al alza. Así, el consenso de las firmas de análisis estima un potencial de mejora para las acciones Santander por encima del 80% respecto a la valoración actual y sitúan el precio medio objetivo en 3,71 euros. De las veinticinco firmas de renta variable que siguen la evolución del banco, diecisiete de ellas tienen recomendación de “compra” sobre el valor. Otras cinco aconsejan “mantener” y sólo tres “vender”.

 

A 31 de marzo de 2020 el Santander ocupaba el primer puesto de la zona euro y vigésimo noveno del mundo por valor de mercado entre las entidades financieras, con una capitalización de 36.859 millones de euros. La ponderación de la acción en el índice DJ Stoxx 50 se situaba en el 1,1% y en el 6,9% del DJ Stoxx Banks. En el mercado nacional, el peso dentro del Ibex 35 ascendía al 10,5%. Durante el trimestre se negociaron 5.119 millones de acciones Santander, por un valor efectivo de 15.595 millones de euros, con una ratio de liquidez del 31%. La media de contratación diaria fue de 80 millones de acciones, por un importe efectivo de 244 millones de euros.