Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 15 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 12 de septiembre de 2019 08:40

Los países de la OPEP+ ( países de la OPEP y sus aliados “no OPEP”) se reúnen hoy para decidir si rebajan aún más su producción

Link Securities | Ayer las bolsas europeas y estadounidenses mantuvieron el buen tono de sesiones precedentes, con los inversores a la espera de conocer hoy la decisión que en materia de política monetaria adopta el Consejo de Gobierno del BCE, lo que llevó a los índices a cerrar con avances significativos.

 

En ello también tuvo mucho que ver el hecho de que el Gobierno chino diera a conocer una lista de productos procedentes de EEUU a los que eximirá del pago de las nuevos aranceles, algo que fue interpretado por los inversores como un gesto de “buena voluntad”, con el objetivo de rebajar la tensión que viene generando en los mercados financieros mundiales, y que se está extendiendo a la economía real, el conflicto comercial con EEUU. Por la tarde, y ya con los mercados cerrados, el presidente de EEUU, Trump, “recogió el guante” lanzado por China y anunció el retraso en 15 días de la entrada en vigor del incremento de las tarifas a un total de $ 250.000 millones de importaciones chinas desde el 25% al 30% . A pesar de que ambos gestos son “más cosméticos” que reales, entendemos que detrás de los mismos está la intención de mostrar a la otra parte su disposición para sentarse y volver a negociar en un ambiente más sosegado y de mayor confianza. Que ello lleve a alcanzar un acuerdo comercial en toda regla en el corto plazo es otra cuestión. No obstante, para los mercados el “nuevo tono” más conciliador que están mostrando las partes es muy positivo.

 

Señalar que dos mercados, el español y el italiano, se desmarcaron ayer de la tendencia positiva mostrada por las bolsas europeas y estadounidense, cerrando sus principales índices a la baja. En el primer caso, la negativa recepción de los resultados publicados por Inditex (ITX) y el giro a la baja que dieron los valores del sector bancario, que tienen un peso muy elevado en el Ibex-35, lastraron el comportamiento del mismo. En el caso del FTSE Mib, fue la noticia de que el nuevo Gobierno de Italia estaría estudiando la posibilidad de revisar sensiblemente al alza su objetivo de déficit público para 2020, algo que podría provocar un nuevo choque con la Unión Europea (UE), lo que lastró su comportamiento durante la jornada.

 

Destacar, por otro lado, la fuerte caída experimentada por el precio del crudo tras filtrarse que Trump, tras haber despedido a su consejero de Seguridad Nacional, Bolton, por sus duros postulados en temas como Venezuela, Irán y Corea del Norte, tenía intención de suavizar la postura de su Administración con el régimen iraní, lo que llevó a los inversores a pensar que podría rebajar las sanciones, sobre todo las relativas a la exportación de crudo. Cabe señalar que este fuerte retroceso del precio de esta materia prima se produjo en un día en el que se publicó en EEUU una fuerte caída semanal de los inventarios de petróleo y mientras la OPEP+ -países de la OPEP y sus aliados “no OPEP”, entre los que destaca Rusia- está barajando la posibilidad de reducir nuevamente su producción de crudo. El resultado de la reunión que está manteniendo en Abu Dhabi el comité de seguimiento del pacto firmado por la OPEP+ se conocerá hoy, por lo que habrá que estar muy atentos al mismo ya que si, finalmente, estos países no alcanzan un acuerdo para rebajar aún más sus producciones, el precio del petróleo se podría resentir, lo que arrastraría tras de sí a las empresas cotizadas, directa e indirectamente relacionadas con el petróleo.

 

Centrándonos en la sesión de hoy decir que esperamos que las bolsas europeas vuelvan a abrir al alza, animadas por la rebaja de la tensión entre EEUU y China en relación al conflicto comercial que mantienen ambas naciones. No obstante, será el resultado de la reunión del Consejo de Gobierno del BCE la que determine la tendencia que adoptan al cierre los mercados de valores de la región. En este sentido, señalar que creemos que va a ser difícil que el BCE cumpla con las elevadas expectativas de los mercados. En principio se espera que la institución rebaje su tipo de interés de depósito entre 10 y 20 puntos básicos -el mercado da una probabilidad del 50% a cada una de estas dos opciones-. Sin embargo, todo parece indicar que la fuerte oposición de algunos importantes miembros del Consejo va a impedir que el BCE retome por ahora su programa de compra de activos en los mercados secundarios, dejándolo para más adelante por si el escenario macroeconómico empeora. De ser así, es posible que se produzcan ventas en los mercados de bonos y que ello termine por arrastrar a la renta variable. Como viene siendo habitual, “la papeleta” que tienen Draghi y sus camaradas es muy complicada, sobre todo teniendo en cuenta que la falta de liquidez no es, en nuestra opinión, el principal problema al que se enfrentan las economías de la Zona Euro.