Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 16 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 14 de agosto de 2019 18:00

Las bolsas temen una recesión: el Ibex 35 pierde en la sesión -1,98% (8.522 puntos) y acumula una caída del 10% desde los máximos de abril

Felipe López-Gálvez (Selfbank) | Si hasta ahora los inversores se habían decantado por hablar de desaceleración y no de recesión, los débiles datos económicos publicados recientemente están haciendo a muchos cambiar de opinión. La amenaza de recesión suena cada vez con más fuerza.

 

 

 

Este cambio de expectativas se ha traducido hoy en un desplome cercano al -2% para las bolsas y en un movimiento en el mercado de bonos que históricamente ha servido para predecir recesiones: las curvas tanto americana como británica se han invertido, haciendo que la rentabilidad del bono a dos años supere la del bono a diez años.

 

Un Ibex absolutamente deprimido se ha dejado un -1,98% al cerrar en los 8.522 puntos, por lo que pasa a estar en números rojos en lo que llevamos de año. El índice acumula una caída del 10% desde sus máximos de abril.

 

El comportamiento de otras plazas europeas ha sido similar: DAX -2,13%, CAC -2,08% o Eurostoxx -2%. En Wall Street poco ha durado el efecto de esa minitregua comercial de la que habló Trump ayer, y que hizo que el índice S&P500 sumase ayer un +1,77%. Los principales índices neoyorquinos pierden un -2,40% a unas horas del cierre.

 

Los inversores se han cebado con las empresas más ligadas al ciclo y las que peor lo pasarían en un escenario de recesión. Los mayores descensos del Ibex los han protagonizado Arcelormittal (-7,72%) y los bancos más vulnerables: Bankia, Bankinter y Sabadell han cedido alrededor del -5%. Destaca también la caída del -4,21% para Telefónica, que pierde los 6 euros/acción tras un informe de los analistas de JP Morgan.

 

En el lado opuesto, han aguantado el tipo valores considerados defensivos como Grifols (-0,42%) o Acciona (+0,66%). Mediaset (+0,95%) ha sido el más alcista en un día en el que su matriz italiana se ha disparado un 4%.

 

 

Las reacciones en otros activos han ido en línea con este pesimismo generalizado: el petróleo ha perdido más del -3%, el euro se ha debilitado frente al dólar (hasta 1,114) y han triunfado activos refugio como el oro (+1% hasta 1.520 dólares/onza) o el yen japonés. La rentabilidad de los bonos europeos ha marcado un nuevo mínimo histórico: la del diez años alemán ha descendido hasta el -0,65% y la del español al 0,13%.

 

En el plano macroeconómico la primera decepción ha llegado desde China, donde las ventas minoristas de julio crecieron a un ritmo inferior al previsto: 7,6% vs 8,6% estimado. En Alemania se han cumplido los peores pronósticos al mostrar una contracción del -0,1% en la economía durante el segundo trimestre. Todavía no ha llegado a ese punto la zona euro en su conjunto, pero sí se nota un debilitamiento tras ver cómo el PIB ha pasado del 0,4% en el primer trimestre al 0,2% en el segundo.