Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 24 de junio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Lunes, 10 de junio de 2019 00:00

El peso mexicano respira, pero la incertidumbre sigue pesando sobre la moneda

Olivia Álvarez (Monex) | El peso mexicano recuperó más de un 3% frente al dólar y el euro después de que Donald Trump anunciara el pasado viernes que los aranceles de 5%-25% a las importaciones mexicanas serían cancelados.

 

 

 

El anuncio llegó junto a un compromiso por parte de las autoridades mexicanas para reducir el flujo migratorio ilegal hacia los Estados Unidos, que incluye un control de 6000 efectivos en la frontera sur con Guatemala y la protección de emigrantes centroamericanos en espera por asilo en los Estados Unidos.

 

El acuerdo migratorio no solo sorteó una catástrofe en la ya debilitada actividad económica mexicana, sino que alivió la amenaza de un mayor escalamiento en las relaciones comerciales con su principal socio comercial.

 

Trump añadió en un tweet el sábado que México comenzaría a comprar grandes volúmenes de productos agrícolas estadounidenses como parte del reciente acuerdo. Sin embargo, tres oficiales mexicanos insistieron en que el intercambio en la rama agrícola no fue parte de las conversaciones de la pasada semana. La embajadora mexicana en Estados Unidos, Martha Bárcena, señaló en otro tweet que el comercio agrícola crecería “dramáticamente” en ausencia de los aranceles y sujeto a la ratificación del acuerdo USMCA, aunque no ofreció detalles sobre un acuerdo específico. Estas promesas, cruciales para el apoyo de Donald Trump en importantes estados agrícolas, reflejan el rol eminentemente político que juegan las amenazas comerciales contra México en el terreno electoral norteamericano.

 

Aunque de momento la suspensión de los planes arancelarios ofrece un ligero respiro al peso mexicano y pone en movimiento el proceso de ratificación del acuerdo comercial USMCA, la posibilidad de amenazas repentinas continúa en las cartas de la economía mexicana. Ambas partes acordaron revisar el progreso de los acuerdos migratorios en los próximos 90 días, lo que mantiene latente el riesgo de nuevas sanciones contra México en el corto plazo. Hasta la fecha, Donald Trump ha retrocedido en todas sus amenazas contra México; primero sobre el cierre inmediato de la frontera y luego sobre sanciones arancelarias a los coches. Aunque la historia se repite una tercera vez, la inestabilidad política se mantiene sembrada en el sentimiento de los inversores y de las mayores agencias calificadoras de riesgo, un factor indeseado por los mercados financieros domésticos.