Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 18 de junio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 16 de abril de 2019 08:15

Temporada de resultados: no sólo valdrá con superar las estimaciones, sino hacerlo con cifras de calidad

J.J.Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices bursátiles europeos cerraron ayer con ligeros avances, aunque por debajo de sus niveles más altos del día. Las positivas noticias que sobre el desarrollo de las negociaciones comerciales entre EEUU y China se dieron a conocer durante el pasado fin de semana fueron el principal “punto de apoyo” de las bolsas durante la sesión, a falta de otras referencias de calado. El sector bancario, que comenzó la jornada liderando las alzas, fue, poco a poco, perdiendo fuerza tras publicarse en Wall Street las cifras trimestrales de Goldman Sachs y de Citigroup, las cuales, a pesar de batir las expectativas de los analistas, no terminaron de convencer a los inversores, cerrando ambos valores en negativo, con las acciones de la primera entidad perdiendo casi el 4% en el día.

Por lo demás, cabe destacar la debilidad de los valores relacionados con las materias primas minerales, principalmente las compañías mineras, así como de los valores del sector tecnológico, con las compañías fabricantes de semiconductores cediendo posiciones. En sentido contrario, los valores de telecomunicaciones destacaron en un día en el que se conoció el resultado de las subastas de nuevas frecuencias en Alemania. También tuvieron un buen comportamiento los valores del sector de la distribución minorista y las aseguradoras. Los volúmenes de contratación volvieron a ser bajos, con muchos inversores continuando al margen de los mercados.

 

En Wall Street la sesión volvió a ser de muy baja actividad, registrándose el menor volumen de contratación desde comienzos del pasado mes de septiembre. En este contexto de mercado, los principales índices cerraron con ligeras pérdidas, aunque lejos de sus mínimos del día. Todo apunta a que los inversores están mostrando gran cautela por lo que pueda “ofrecer” la temporada de resultados trimestrales que acaba de comenzar. Como hemos venido señalando en nuestros recientes comentarios de mercado, los analistas han situado el listón muy bajo -desde comienzos de año han revisado un 7% a la baja sus expectativas de beneficios por acción para las compañías del S&P 500- por lo que casi todas las compañías que están publicando cifras están batiendo sus estimaciones. Tal fue el caso ayer de los dos grandes bancos que dieron a conocer las suyas, como ya hemos señalado. Sin embargo, los inversores parecen que van a ser más exigentes en esta ocasión, centrándose mucho en la evolución de las ventas, de los márgenes y, sobre todo, en las expectativas de negocio que den a conocer los gestores de las compañías. Así, y como ocurrió ayer con Goldman Sachs, no sólo valdrá superar lo esperado por los analistas, sino que habrá que hacerlos con cifras de calidad.

 

En este sentido, señalar que hoy la agenda “empresarial” es intensa en Wall Street, con muchas e importantes compañías dando a conocer sus cifras. Entre ellas destacaríamos a Bank of America, BlackRock, UnitedHealth Group y Johnson & Johnson durante la sesión, y a Netflix, IBM y United Continental tras el cierre de la misma. Entendemos que esta batería de resultados centrará hoy la atención de los inversores, en una sesión en la que lo más atractivo de la agenda macro es la publicación por la mañana en Alemania de los índices ZEW de abril, índices que miden la percepción que tienen los grandes inversores y los analistas de la evolución presente y futura de la economía alemana y, ya por la tarde y en EEUU, las cifras de la producción industrial de marzo.

 

Para empezar, hoy esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente al alza, en línea con el comportamiento que han mantenido esta madrugada los mercados de renta variable asiáticos, aunque en un entorno de mercado de baja actividad. Posteriormente serán las cifras macro y los resultados empresariales que se vayan conociendo los que “den algo de juego”, sobre todo a los traders, que son últimamente los únicos que se mantienen activos en los mercados de renta variable occidentales.