Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 21 de febrero de 2019 18:49

Telefónica evita que el Ibex cierre en rojo

Felipe López-Gálvez (SelfBank) | Las bolsas han vivido una sesión con multitud de referencias a tener en cuenta. Con los frentes de la guerra comercial y el Brexit abiertos, el mercado ha tenido que cotizar una serie de débiles indicadores macroeconómicos y diversas presentaciones de resultados empresariales.

La jornada se ha saldado con signo mixto, con un Ibex que se ha salvado (+0,11% hasta 9.191 puntos) gracias a la buena acogida que han tenido las cuentas anuales de Telefónica (+1,21%). En el resto de Europa los índices han tenido un comportamiento dispar: FTSE londinense -0,85%, MIB italiano -0,47%, CAC francés plano y DAX alemán +0,19%.

 

Las bolsas americanas cotizan a la baja a unas horas del cierre, poniendo fin a tres sesiones alcistas. En su caso han pesado una serie de indicadores macro peores de lo esperado, desde los PMI manufactureros hasta la encuesta Filadelfia Fed, pasando por los pedidos de bienes duraderos. Sobre las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China se ha sabido que ambos países estarían trabajando en una serie de Memorándum de Entendimiento (MoU) para sentar las bases de un acuerdo definitivo.

 

En Reino Unido los nervios siguen a flor de piel. Con la sensación de que la reunión entre Theresa May y Juncker de ayer no fue tan fructífera como algunos tratan de vender, se ha sabido que la próxima semana se ha convocado otro debate y posterior votación en el Parlamento británico.

 

En la bolsa española el protagonismo lo ha acaparado Telefónica. La operadora ha presentado un incremento del 6,4% en el beneficio pese a la caída de los ingresos. Entre las claves de este éxito cabe destacar la buena evolución de su negocio en España y la constante mejora de sus márgenes en Brasil. Ha superado no solo las expectativas del consenso en cuanto a ingresos y beneficio de 2018, sino que ha planteado objetivos para este 2019 superiores a los que venían barajando los analistas. Además, la operadora parece estar bien preparada para la nueva generación 5G que marcará el futuro de las telecomunicaciones, algo que está consiguiendo a base de invertir miles de millones en subastas de espectro.

 

Al margen de Telefónica, los movimientos más significativos dentro del Ibex han venido de la mano de Enagás (+1,91%) e Iberdrola (+1,07%) por el lado de las subidas, y de Indra (-1,40%), Merlin (-1,31%) y Grifols (-1,30%) por el de los descensos.

 

La publicación de los PMI manufactureros de febrero ha puesto de relieve el deterioro que viene sufriendo la actividad industrial en los últimos meses. Quizá el caso más preocupante es el de Alemania, que ha visto con su PMI caía desde los 49,7 puntos hasta los 47,6, indicativo de una mayor contracción del sector manufacturero. De hecho, el PMI conjunto de la zona euro ha pasado a marcar una lectura inferior a los 50 puntos. El único consuelo que queda han sido los datos del PMI servicios, que en este caso sí han superado expectativas y muestran niveles muy saludables.

 

En el mercado de renta fija las cosas andan más calmadas. El Tesoro español ha colocado sin problemas, y con un interés inferior al de anteriores ocasiones, deuda a 3, 5 y 10 años. En el mercado secundario, la rentabilidad del bono a 10 años español se sitúa en el 1,20%, en comparación con el 0,13% alemán.