Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 20 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 14 de enero de 2019 08:30

El Brexit monopolizará el interés de los inversores

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En la semana que hoy comienza en los mercados de valores europeos, el Brexit será uno de los factores que centrarán la atención de los inversores, pero no será el único.

 

 

Así en Wall Street se inicia de forma oficiosa a partir de hoy la temporada de presentaciones de resultados trimestrales. En los próximos cinco días las principales entidades de crédito estadounidenses darán a conocer sus cifras correspondientes al último trimestre del ejercicio 2018, empezando hoy por el Citigroup. Se espera que los ingresos por trading de estas entidades hayan sido elevados en el 4T2018, impulsados por la fuerte volatilidad que han experimentado las bolsas. Eso puede ser positivo de cara a los resultados de los grandes bancos estadounidenses, aunque, como ya hemos señalado en alguna ocasión, lo que los inversores valorarán más será lo que digan los dirigentes de las compañías estadounidenses sobre el devenir de sus negocios en un escenario macroeconómico complejo, sobre todo en el exterior. El consenso de analistas de FactSet espera que el beneficio de las compañías integrantes del S&P 500 se incremente en el trimestre el 10,6% en tasa interanual, tasa elevada, aunque muy inferior a las tasas superiores al 20% a las que han aumentado en los tres trimestres precedentes. No descartamos que esta estimación sea superada, como ocurre casi siempre, aunque es muy factible que haya también sorpresas negativas, con compañías revisando sus expectativas de resultados a la baja, como consecuencia de la debilidad de la demanda global.

 

Pero si la temporada de resultados trimestrales va a atraer la atención de muchos inversores, que querrán saber cómo ven las compañías cotizadas el devenir de sus negocios en los próximos meses, creemos que todo lo referente al brexit monopolizará en gran medida el interés de los inversores. Así, mañana se espera que la Cámara de los Comunes del Parlamento británico vote por fin el acuerdo para el Brexit cerrado por la primera ministra británica Theresa May y la UE. Todo parece indicar que el mencionado acuerdo será rechazado de forma rotunda por los miembros del parlamento, lo que dará tres días a May para modificarlo, algo nada probable. A partir de ese momento será el Parlamento el que “se haga con el control” del brexit, lo que puede derivar en varios escenarios muy diferentes que van desde i) retrasar la salida del Reino Unido de la UE para seguir negociando (en principio la fecha de salida es el 29 de marzo); ii) la convocatoria de nuevas elecciones si el partido Laborista logra sacar adelante de una moción de no confianza contra el Gobierno de May; y iii) la convocatoria de un nuevo referéndum y un “no Brexit”. Se dé el escenario que se dé, lo cierto es que la inestabilidad política en el Reino Unido está asegurada y ello va a tener un impacto negativo en la economía británica y en la del resto de la UE. Lo que no está claro es de qué envergadura será el mismo. En cuanto al impacto de este tema en los mercados, señalar que esperamos que aumente la volatilidad en los de divisas, bonos y renta variable de la región, que se irán moviendo al ritmo que marquen las noticias que se vayan publicando sobre el tema.

 

Por lo demás, señalar que en la agenda macro de la semana destaca sobre todo la publicación en la Zona Euro y sus principales economías de las cifras finales de inflación del mes de diciembre, empezando mañana por las de Francia y España; el miércoles por las de Alemania e Italia; y el jueves por las de la Eurozona. Además, hoy se publicarán en la Zona Euro los datos de la producción industrial de noviembre, que auguramos serán bastante negativos; el miércoles las ventas minoristas estadounidenses de diciembre y el viernes los datos de la producción industrial estadounidenses del mismo mes y la lectura preliminar de enero del índice de sentimiento de los consumidores de Estados Unidos. Datos importantes todos ellos que, en principio, quedarán en un segundo plano dada la expectación que creemos generará el proceso del brexit y el inicio de la temporada de presentaciones de resultados trimestrales en Wall Street.

 

Hoy, y para comenzar la semana, esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, lastradas por el negativo comportamiento de los mercados asiáticos, que han caído como consecuencia de las pobres cifras de las exportaciones e importaciones chinas de diciembre. En estos datos, que han estado muy por debajo de lo esperado por los analistas, se comienza a percibir el impacto que en la economía de China está teniendo el conflicto comercial abierto con Estados Unidos. Es por tanto entendible el interés que aparentemente muestra el Gobierno de China en cerrar un acuerdo con Estados Unidos en el ámbito comercial ya que, de durar mucho el conflicto, la implementación de nuevas tarifas por parte de Estados Unidos podría hacer mucho daño a la economía del gigante asiático y a la economía mundial en su conjunto. Por tanto, esperamos hoy que los inversores opten por adoptar posiciones más defensivas, lo que los llevará a tomar beneficios en los valores más ligados con el ciclo económico y en los de crecimiento, que han sido los que mejor han comenzado el ejercicio.

 

Por último, recordar que el cierre parcial del gobierno Federal de Estados Unidos ha batido ya el récord de duración que se había alcanzado durante la presidencia de Bill Clinton y amenaza con empezar a pasar factura a la economía estadounidense. Este tema, que de momento parece haber sido obviado por los inversores, creemos que comenzará a atraer su atención, generando cierta ansiedad en los mercados financieros estadounidenses.