Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 23 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Sábado, 24 de octubre de 2020 00:00

Los efectos del fondo de recuperación (NGEU) en la Economía Española

BBVA Research | NGEU constituye un paso importante y oportuno en el tiempo para apoyar la recuperación en Europa: el estímulo fiscal del 5,4% podría elevar el PIB en más de un 4% en 2024 en algunos países.

 

 

  • NGEU es muy redistributivo: los países ricos contribuyen con alrededor del 2% de su PIB anual.

 

  • La respuesta de NGEU a la crisis es una oportunidad para que siga adelante la integración de la UE.

 

  • El fondo (temporal) se financiará mediante un bono común, ¿precedente de un activo europeo seguro? Es una forma de caminar hacia una futura unión fiscal frente a la mutualización de deuda pasada.

 

  • Refuerza el proyecto europeo, el euro y su papel como moneda internacional.

 

  • España puede recibir cerca de 140.000 millones de euros durante seis, reduciendo la presión sobre su prima de riesgo.

 

  • Es una oportunidad para una transformación sostenible y digital de España, pero también un reto para absorber e invertir en buenos proyectos, con la máxima colaboración público privada.

 

  • Las reformas estructurales en línea con las CSR aumentarían los efectos de NGEU a largo plazo, incrementando el crecimiento potencial y la productividad, y reduciendo el desempleo estructural.

 

¿De qué dependerán los efectos económicos de NGEU en España?

 

 

1. De la capacidad de absorción, licitación y ejecución de las ayudas

 

  • El presupuesto de la UE para España entre 2014 2020 fue de 56.300 millones de euros (4,5% del PIB de 2019).

 

  • Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos representaban 39,8 mil millones.

 

  • Programas: competitividad de las PYMES, la investigación e innovación, el empleo sostenible y de calidad, la protección del medio ambiente y la eficiencia de los recursos, la economía de bajo carbono, etc.

 

  • En España, los fondos licitados y ejecutados hasta 2019 representaban sólo el 72% y el 33% del presupuesto.

 

 

 

 

2. De cómo y en qué se inviertan las ayudas: los multiplicadores fiscales

 

¿De qué dependen los efectos macroeconómicos?:

 

• Distancia respecto al nivel óptimo de gasto público e inversiones.

 

• Fase del ciclo y política monetaria.

 

• Espacio fiscal y nivel de deuda pública.

 

• Composición (inversiones), apertura externa, transferencias vs préstamos.

 

• Efectividad de los proyectos: diseño, selección, ejecución y capacidad de aumentar el crecimiento potencial.

 

• Permanentes o transitorios.

 

• Evaluación ex ante y ex post es crucial.

 

 

 

 

  • Comisión Europea: efectos en países con deuda elevada y renta per cápita por debajo de la media (CY, EL, ES, IT, PT): reciben entre 2,3% y 1,5% del PIB anual en 4 años.

 

  • Adicionalidad: entre 50% y 100%

 

  • Reparto temporal: 25% cada año (2021-4)

 

  • Multiplicador fiscal en 2021: 1,34 (1,5 FEIE + InvestEU )

 

  • Efectos sobre el PIB: entre 2,1% y 3% en 2021, entre 1,5% y 2,2% en 2030

 

 

 

 

De cuándo, cómo y en qué se inviertan las ayudas:

 

  • Los efectos potenciales estimados por la Comisión Europea para 2021 son ligeramente mayores que los simulados por el Banco de España o los previstos por el Gobierno de España.

 

  • Estos efectos dependerán en última instancia de la inversión ejecutada en 2021 y de la eficiencia de los proyectos.

 

  • Efectos potenciales relevantes, pero sujetos a restricciones que hacen más probable que los efectos en 2021 se sitúen más cerca del rango inferior.

 

 

 

3. De las reformas que se realicen para aumentar el crecimiento potencial:

 

Recomendaciones específicas de la Comisión Europea a España:

 

  • Productividad y digitalización: Flexiseguridad del mercado de trabajo y reducción del desempleo y temporalidad. Digitalización y mayor eficiencia de los servicios públicos. Mercado único (especialmente servicios). Mejora de la calidad de la educación primaria y secundaria, educación superior, reducción del fracaso escolar y formación continua.

 

  • Sostenibilidad e innovación: Interconexiones fronterizas. Infraestructuras digitales (5G, computación en la nube, ...). Transporte de mercancías por ferrocarril. Aumento de la I+D+i, gobernanza y participación del sector privado.

 

  • Equidad: Mayor cobertura y eficiencia de las prestaciones sociales. Reforma de pensiones.

 

Las reformas estructurales que acompañen la creación de empleo a corto plazo aumentarán sus efectos y su duración, convirtiéndolos en permanentes. Desde 1980 hasta 2019 la tasa de desempleo media ha sido del 16,9%. Por ejemplo, una combinación de reformas que mejore el funcionamiento del mercado de trabajo y de los mercados de bienes y servicios, con el objetivo de disminuir 10 pp la tasa de desempleo estructural permitiría aumentar el PIB en 12,4% a largo plazo, por encima de lo esperado con NGEU.

 

 

Conclusiones:

 

NGEU es una oportunidad única para apoyar la recuperación en España y para corregir algunos de sus problemas estructurales, pero también un reto. Para que NGEU alcance sus mayores efectos potenciales y tengan la mayor duración es necesario:

 

• Diseñar y presentar buenos proyectos, con el mayor efecto multiplicador en términos de creación de empleo, inversión privada y mejora de la productividad.

 

• La colaboración público privada, la concurrencia entre proyectos, la visión integrada de los mismos, o la selección en base a criterios técnicos y económicos, perfectamente alineados con los objetivos de NGEU (digitalización y sostenibilidad), son cruciales.

 

La ejecución debe ser rápida y eficiente, sin cuellos de botella, con programas y mecanismos ya existentes y que funcionan, sin dejar subvenciones sin gastar, y agilizando la licitación y contratación de los proyectos.

 

Las reformas estructurales en línea con las recomendaciones específicas de la Comisión a España aumentarían los efectos de NGEU a largo plazo, facilitando la digitalización y transición a una economía neutral en emisiones, incrementando el crecimiento potencial y la productividad, y reduciendo el desempleo estructural.

 

 

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.