Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 30 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Martes, 07 de mayo de 2019 09:00

La temporada de resultados de la banca italiana medirá el impacto de la ralentización de la economía italiana en el sector

Santander Corporate & Investment | La temporada de presentación de resultados del 1T19 para los bancos italianos empieza esta tarde con los resultados de Intesa. Mañana le seguirán los resultados de UBI Banca y Banco BPM, mientras que UniCredit, Credito Emiliano, Banca dei Monte di Paschi, Mediobanca y BPER publicarán sus resultados del 1T19 el jueves.

 

Prevemos que la atención en la temporada de resultados se centrará en el impacto de la ralentización de la economía italiana sobre el comportamiento de los bancos y la calidad de los activos. En este contexto, el pasado viernes el Banco de Italia publicó su informe semestral de estabilidad financiera, donde destacó que "el sistema bancario italiano sigue fortaleciéndose", y señaló que en el segundo semestre de 2018 sus ratios de solvencia mejoraron, los activos problemáticos siguieron bajando y se volvieron a emitir bonos en los mercados mayoristas (aunque con mayores costes). No obstante, el Banco de Italia alertó en el informe de que "la rentabilidad sigue siendo inferior a los bancos europeos, y que la débil actividad económica podría incrementar los costes del riesgo de crédito de nuevo" y que "la ralentización de la actividad económica limita la posibilidad de incrementar los ingresos". Los comentarios en el informe apuntan a que los bancos más pequeños serán los más vulnerables ya que algunos "tienen dificultades para alcanzar un nivel de rentabilidad adecuado". El informe también incluye detalles sobre cómo la ralentización de la economía italiana ha debilitado las condiciones del sector privado, limitando el crecimiento de la renta disponible y afectando la capacidad del sector corporativo para amortizar su deuda, algo que el Banco de Italia considera que está siendo mitigado por el entorno de tipos de interés bajos y estructuras más saneadas de los balances. A este respecto, el informe menciona que "la ralentización en la producción (de préstamos) trunca el crecimiento en préstamos de alta calidad y, de prolongarse, también frenará la reducción de la morosidad". El Banco de Italia también señaló que "los bancos siguen siendo vulnerables a lo que ocurra en el mercado de deuda soberana, incluso aunque el impacto de las variaciones de los precios sobre la solvencia es menor que en el pasado".  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.