Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 16 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en BBVA Jueves, 12 de julio de 2018 00:00

BBVA, en revisión por el deterioro de Turquía

Bankinter | El presidente turco, Erdogan, empezó a ejercer este miércoles sus nuevas “atribuciones”, recientemente otorgadas en un sistema político cada vez autocrático, con respecto a la política monetaria del banco central al afirmar informalmente que tendrá lugar una bajada de tipos.

 

Eso debilitó la lira turca desde 4,66 hasta 4,85 dólares (aunque posteriormente ha recuperado hasta 4,82 dólares).

 

Esto afecta negativamente a la cotización de BBVA (BBVA), ya que tiene 49,85% en el turco Garanti. En términos de balance representa aprox. 10,8% de los Activos Totales, mientras que en términos de resultados aporta el 16,1% del Margen Bruto (16,3% en 2017), el 18,6% del Margen Neto (19,2% en 2017) y el 12,3% del BNA (15,4% en 2017).

 

Impacto negativo sobre BBVA mientras él diagnóstico macro sobre Turquía continúe empeorando, en gran medida como consecuencia de un sistema político que, sobre todo desde las elecciones de este año, ha iniciado una preocupante deriva presidencialista (concentración de poderes en su presidente) que parece dirigirse hacia un régimen autocrático. Esto supone un problema estructural para BBVA porque, aunque el peso de Garanti no sea determinante en el total del Grupo, sí tiene una fuerte influencia (entre el 11% y el 15% en términos generales, dependiendo de la magnitud que se analice) y, sobre todo, su exposición al país será considerado por el mercado, en la práctica y de cara a la cotización, como un riesgo abierto en proceso de deterioro durante un tiempo indefinido.

 

Nuestro diagnóstico macro sobre Turquía es preocupante: con un PIB (cifras aproximadas) de 880.000 millones de dólares, su déficit por Cuenta Corriente mensual se acerca a 6.000 millones de dólares (5.890 millones de dólares en mayo desde 5.450 millones de dólares Abril), lo que podría elevar el déficit 2018 (año completo) al 8% del PIB.

 

Eso significa que Turquía necesita entradas de capitales exteriores por aprox. 200.000 millones de dólares/año, lo que representa casi el 23% de su PIB. Estas cifras pueden llegar a ser insostenibles y se unen a una inflación superior al 15%, lo que explica que la lira turca se haya depreciado desde 3,8 dólares a principios de año hasta 4,85 dólares actualmente. Para tratar de frenar esa depreciación, que provoca inflación importada entre otras consecuencias, el banco central ha venido subiendo su tipo director desde 7,95% en mayo hasta 17,90% actual, lo que ha generado fuertes tensiones sociales internas.

 

Erdogan ha nombrado a su yerno gobernador del banco central, lo que significa que, en la práctica, este ha perdido su independencia y de ahora en adelante será el propio presidente quien decida sobre el tipo director, siendo sus declaraciones de ayer la mejor prueba de esto. Por eso nuestras preocupaciones sobre BBVA aumentan y revisaremos nuestro enfoque sobre el banco (recomendación/precio objetivo) a lo largo de los próximos días puesto que parece inevitable que su cotización siga sufriendo ya que sus riesgos (balance y resultados) son superiores.  

 

BBVA (Comprar; Cierre: 6,045 euros; Var. Día: -2,7%; Precio Objetivo: 8,80 euros).

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.