Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 23 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Viernes, 17 de mayo de 2019 00:00

Reino Unido: Situación insostenible

Tristan de Bourbon (Londres) | La incapacidad de los políticos británicos para encontrar una solución al Brexit ha llevado a la aparición de varios partidos nuevos cuyo ADN está totalmente dedicado a la Unión Europea. Los votantes por su parte están empezando a castigar a los conservadores, bien por ser responsables del Brexit, bien por no haberse dado cuenta de lo que podía pasar. La situación actual es sostenible.

 

 

La política británica se adentra en lo desconocido. La incertidumbre planteada por el Brexit y la incapacidad de los diputados y los líderes para tomar decisiones están empezando a pesar sobre los votantes. El 2 de mayo, las elecciones locales parciales mostraron una severa caída del partido conservador en el poder. Perdió 1.134 cargos municipales, su mayor declive desde las elecciones parciales de 1995. Los votantes parecen estar castigándolo por su apoyo al Brexit y por no implementarlo: según las últimas encuestas, solo el 16% de "remainers", los que votaron para permanecer en la UE en el referéndum del 23 de junio de 2016, y el 14% de "leavers", los votantes que votaron a favor de Brexit, dicen que están listos para votar a favor.

 

Las elecciones europeas, que se celebrarán en el Reino Unido el jueves 23 de mayo, prometen ser aún más devastadoras: además de a los partidos tradicionales, los conservadores de la primera ministra Theresa May deben ahora enfrentarse al estallido del Partido Brexit, la nueva formación de Nigel Farage, eurodiputado y cofundador de Ukip, el único que hizo campaña en 2016 para salir de la Unión Europea. Las tres encuestas más recientes dan la victoria al Partido Brexit en las elecciones europeas. Se le atribuye entre el 27% y el 28% de intención de voto, por delante o equiparado al Partido Laborista (entre el 22% y el 28%) y muy por delante del Partido Conservador (entre el 13% y el 16%). Ukip también recupera entre el 3% y el 5% de la intención de voto. Tal resultado marcaría una considerable disminución del partido conservador en comparación con las europeas de 2014: el UKIP, entonces dirigido por Nigel Farage, había obtenido el 26,6% de los votos, el Labor 24,4% y los Tories 23,1%.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM