Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 21 de marzo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 15 de marzo de 2019 10:38

Meses complicados... ¿Solo meses?

Joan Tapia (Barcelona) | A corto plazo el largo periodo de falta de un gobierno con mayoría –desde diciembre del 2015 hasta hoy– demuestra que la economía española depende más de la demanda interna y de la coyuntura internacional que de un gobierno efectivo y con un programa solvente.

 

En Italia se creyó durante muchos años que “mejor, cuanto menos gobierno”, porque así las empresas podían tomar decisiones con menos interferencias. El resultado es que Italia es ahora el único país europeo que está en recesión y gobernado por una coalición de dos partidos populistas. Uno, la Liga de Salvini, a lo Vox, y otro, el Movimiento Cinco Estrellas, a lo Podemos.

 

 

No se asusten, no veo en el futuro, ni inmediato ni a medio plazo, un gobierno Pablo Iglesias-Santiago Abascal. Pero sí la continuación de una gobernabilidad complicada que –si como teme Mario Draghi– la desaceleración económica europea se profundiza, nos puede acabar llevando a una situación nada confortable.

 

¿Qué va a pasar el 28-A? Simplificando mucho, las encuestas dicen que el PSOE va a quedar primero con 110-130 diputados (ahora tiene 85) y que el PP va a ser el segundo con mas de 80 escaños aproximadamente, los mismos que ahora tiene el PSOE. También que es difícil –pero no imposible– que la triple derecha llegue a la mayoría absoluta, aunque puede no quedarse lejos. Con estas dos premisas la gobernabilidad va a ser muy difícil porque el PSOE no va a poder sumar con los independentistas ya que Puigdemont –que se ha merendado al PDe.CAT– parece creer que la ingobernabilidad española le favorece y ERC –con unas elecciones catalanas a la vuelta de la esquina– no se va a querer “ensuciar las manos” ayudando a formar un gobierno en Madrid. ¿Cree Puigdemont que impedir que gobierne la izquierda favorece la independencia de Cataluña?

 

Con el PSOE ganando y sin poder articular una mayoría parlamentaria, ¿qué pasa? ¿Un gobierno PSOE-C´s, pese a que el PSOE califica a Rivera de reaccionario y Arrimadas asegura que nada de nada ni con Sánchez ni con el PSOE?

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM